TESTIMONIOS  *  VIDEOS  *  ARTÍCULOS

 

 

Regresar

|

|
|

FUNDACIÓN ProAves

Entrevista

|

Vanessa Méndez

Jefe de Prensa

HOTEL IROTAMA
www.irotama.com
|

La Fundación ProAves de Colombia es una organización sin ánimo de lucro que desde su creación en 1998, ha venido realizando proyectos de conservación y preservación de las especies de aves de Colombia con especial manejo en aquellas que se encuentran en vía de extinción.

Esta iniciativa surge gracias a un grupo de personas interesadas en la conservación del Loro Orejiamarillo, una especie de ave en Colombia que se encontraba en peligro, pero que hoy gracias a diversas estrategias de organizaciones como  ProAves, sigue existiendo. ProAves busca proteger la biodiversidad del país, así como también enfoca sus esfuerzos hacia el estudio de las aves y la conservación de sus hábitats a través de distintas estrategias y de la ejecución de proyectos, investigación científica, acciones de conservación y educación ambiental.

A continuación, el director de investigación científica de esta organización, Oswaldo Cortés nos habla sobre la misión de la Fundación ProAves y extiende un agradecimiento al Hotel Irotama.

Vanessa: ¿Cómo percibe usted la iniciativa que tiene el Hotel Irotama en cuidar y preservar la naturaleza y en el interés en la conservación de especies?

Oswaldo Cortés: es muy loable que el hotel Irotama esté interesado en conservar la fauna y agradecemos ese voto de confianza que le ha dado a los bosques, a la zona de la Ciénaga y de la Guajira para la conservación de éstas. Un saludo para todos y espero ¡salgan a pajarear!

Vanessa: ¿Cuáles son las reservas de aves más sobresalientes que tiene la Fundación ProAves?

Oswaldo Cortés: todas las reservas tienen igual importancia, ya que cada una  fue pensada para proteger especies endémicas y amenazadas, cada una de ellas representa y cumple un porcentaje de la biodiversidad única del país.

Vanessa: ¿Cómo surge la iniciativa para llevar a cabo la revista Conservación Colombiana que publican actualmente?

Oswaldo Cortés: la investigación en este campo, consiste en indagar acerca de los detalles ecológicos y la historia natural de las especies amenazadas que deben ser llevados al conocimiento del mundo científico  y es lo que logramos hacer a través de esta revista, mostrar los resultados, avances y logros de conservación en las reservas de las distintas partes de Colombia.

Vanessa: ¿cuáles son los factores de amenaza de las especies de aves en Colombia?

Oswaldo Cortés: muchas personas sabrán que los factores de amenaza son principalmente la cacería, la deforestación de los bosques, la ganadería. La más grave es la falta de concientización y sensibilidad de la gente por el respeto de los recursos naturales, la gente no respeta, no cuida y no valora lo que tiene, al no tener esos valores o esa conciencia, se llegan a prácticas como la fragmentación, deforestación, la cacería y a la venta de mascotas.

Vanessa: ¿cuáles son las especies más amenazadas en Colombia?

Oswaldo Cortés: desde que empezó el programa las más amenazadas han sido aquellas que tienen requisitos muy selectos para habitar. Un ejemplo es el Loro Orejiamarillo quien depende exclusivamente de palmas de cera para anidar. A esta ave le han quitado la palma de cera sobre todo en la temporada de Semana Santa, entonces el loro no tiene donde anidar. En consecuencia, inicia el desplazamiento de esta especie, que debe buscar otro posible lugar de anidación que no va a encontrar porque no hay oferta de casas. Es lo mismo que pasa con los humanos cuando han sido desplazados y llegan a distintas ciudades pero no tienen donde habitar, esto genera un conflicto.

Otras especies amenazadas son las que se encuentran en la Sierra Nevada de Santa Marta, ya que son aves exclusivas de la Sierra, no se encuentran en otra zona del país y ahorita La Sierra presenta un problema de minería que es bastante fuerte ya que requiere destruir el bosque para hacer la minería a cielo abierto. Al destruir, se acaba el hábitat de las especies, en consecuencia, esto  genera la discontinuidad del paisaje. Las aves quedan condenadas a vivir en la zona de bosque que quede remanente en la montaña, sin posibilidad de desplazarse hacia otros lugares.

Vanessa: El pasado 27 de mayo el periódico El tiempo, hizo una publicación en la cual se evidencia el descubrimiento de dos especies nuevas de colibríes en Colombia, allí usted habla sobre la preocupación por fortalecer los hábitats. ¿De qué manera se puede lograr y con qué tipo de estrategias se fortalecerían los diversos hábitats?

Oswaldo Cortés: Esos colibríes son de páramo y son específicos por alimentarse del frailejón, una planta exclusiva de los páramos. Hace poco quemaron cerca de 20 hectáreas de frailejón. Para que un frailejón logre un tamaño de 2 o 3 metros y que produzca flores para la alimentación de un colibrí, le toma 40 años, lo que significa que al quemar dos hectáreas han eliminado casi 100 años de alimento para los colibríes.  El manejo en estos casos es: no hacer fogatas en el páramo, también evitar la invasión de los cultivos de papa, porque al sembrar se deben tumbar todas las plantas de frailejón para dar espacio a los sembrados.

Vanessa: ¿Cuáles son los programas de educación ambiental que realiza la Fundación ProAves?

Oswaldo Cortés: se realizan programas con las mujeres, los niños y las comunidades, tenemos por ejemplo un programa que se llama mujeres por la conservación y allí la persona encargada de esta fase de capacitación brinda talleres a las mujeres aledañas a las reservas para crear empresa. Con los elementos de las semillas y los elementos naturales que se pueden reciclar  hacen artesanías que se venden cuando los observadores de aves visitan las reservas.

Vanessa: ¿Qué necesita una persona primeriza para realizar avistamiento de aves?

Oswaldo Cortés: Lo primero es vencer uno de los grandes enemigos que muchos observadores de aves han vencido: madrugar. Es difícil llegar a las 5 de la mañana, pero es la única manera de poder observarlas ya que hacia las 9 de la mañana esta actividad culmina. También, cargar unos buenos binoculares, una guía de aves, un “sánduche”, una botella de agua y a pasar uno de los mejores momentos siendo voyeristas de la naturaleza, ir a mirar colores y plumas volando entre un bosque verde.

Vanessa: ¿Qué diferencias encuentra entre hacer  avistamiento de aves en Colombia con otros países en los que ha practicado la observación?

Oswaldo Cortés: los gringos son más fanáticos y entregados con este tema. A los niños desde pequeños los llevan a practicar este oficio y van las familias completas a capturar el mayor número de registros de aves y sonidos, es prácticamente una cultura, por esta razón en países como Estados Unidos este ‘hobbie’ es más común, pero no cuentan con la cantidad de aves que hay en Colombia. La diferencia es que aquí hay mayor cantidad de especies de aves con características únicas que no se encuentran en otro lugar del mundo, por esta razón, muchos extranjeros quieren venir a Colombia única y exclusivamente a jornadas de observación de aves.

Vanessa: ¿cómo define usted la observación de aves en lugares como la Sierra Nevada de Santa Marta?

Oswaldo Cortés: el Caribe tiene pájaros específicos que sólo se encuentran en esa zona del país, por tal razón tantas personas buscan realizar observación de aves allí. En la Guajira por ejemplo, está el gorrión guajiro que se halla fácilmente en el Santuario Fauna y Flora de Flamencos, entonces los amantes de este oficio suelen llegar hasta allí para completar sus registros y sus álbumes.

Vanessa: ¿Qué deben hacer las personas interesadas en unirse a la Fundación ProAves?

Es totalmente gratis, no importa la carrera, lo que importa es que sean personas mayores de edad con correo electrónico, que tengan un compromiso claro con la naturaleza. Las personas que se unan tienen talleres y seminarios gratuitos y también descuentos en las salidas que se organicen a los humedales o las reservas.
--
Vanessa Méndez
Jefe de Prensa
HOTEL IROTAMA
www.irotama.com

Regresar

 

______________________________________________

HOTEL IROTAMA

Km. 14 vía a Ciénaga - PBX: (5) 4380 600 – Fax: (5) 4382 419 – Santa Marta

Cra 9ª. No. 80-15 Piso 2 – PBX: (1) 326 43 00 – Fax: 2100 616 – Bogotá