TESTIMONIOS  *  VIDEOS  *  ARTÍCULOS

 
 
 

Regresar

 
     

LORO CORONIAZUL
Hapalopsittaca fuertesi

© Fundación ProAves -www.ProAves.org"

 

La Reserva Natural de las Aves Loro Coroniazul fue establecida en diciembre de 2007 con el fin de garantizar la conservación del hábitat del Loro Coroniazul (Hapalopsittaca fuertesi) y las aves residente y migratorias que la frecuentan.
Texto tomado de ProAves.

 
 
 
Vanessa Méndez

Jefe de Prensa,

HOTEL IROTAMA
   
   

Como todas las especies de aves que posee Colombia como el país más rico del mundo en aves, el loro Coroniazul es de vital importancia ya que hace parte de las especies que han estado amenazadas y en vía de extinción.

Se trata de un loro Suramericano, cuyas últimas poblaciones se localizan en algunas zonas reducidas de Colombia.  De acuerdo con la publicación Conservación Colombiana de la Fundación ProAves, esta especie que pertenece al grupo psitaciformes es una de las aves más amenazadas: “es bien conocido que los psitaciformes son uno de los grupos de aves más amenazados de extinción en el mundo, lo que se debe a la pérdida o degradación de sus hábitats y a la cacería para comercio o consumo”.

Ahora bien, vale la pena resaltar la labor de esta organización sin ánimo de lucro que a lo largo de los años ha llevado a cabo estrategias y planes de impacto a nivel nacional para conservar especies en peligro. Como resultado, hoy es posible encontrar el loro Coroniazul en algunas zonas de Colombia.  

En relación con su nombre, esta ave tiene una corona en la parte superior de su cabeza. La mayoría de su plumaje es color verde oliva. Los hombros van acompañados por plumas con pequeñas tonalidades rojizas. La parte inferior de sus alas es azul verdoso, cola con punta color azul y puede medir en promedio 23 centímetros de longitud. Es un ave social, vive en grupos de hasta 25 individuos. Se alimenta de semillas y frutos de cerezo y del pino romerón además de otros.

De otro modo, la Fundación ProAves la describe de la siguiente manera en una de sus investigaciones científicas dirigida al loro Coroniazul: “(…) cabeza con una angosta franja frontal roja o pardo rojiza, lores, frente y toda el área de alrededor verde amarillenta y la coronilla azul. Alas con las coberteras supra alares rojas y las mayores azul violeta oscuro. Regímenes primarias oscuras y punteadas de azul. Secundarias mayormente azules con las márgenes externas verdes. El ala es en su mayoría de color verde azuloso, excepto por el rojo de las coberteras infra alares menores. Pico pardo oscuro con la base de la mandíbula más oscura, iris amarillento, patas gris oscuro (…)”

El loro Coroniazul anida en los huecos que tienen los troncos de los árboles. La incubación dura un promedio de 25 a 27 días. La hembra por lo general pone 3 huevos. El macho y la hembra cuidan y alimentan a los polluelos que luego de 53 días de nacidos se convierten en aves independientes. La temporada reproductiva de esta especie suele ocurrir entre febrero y junio, tras el cortejo y la cópula. La anidación tiene un aproximado de cinco fases que inicia con la búsqueda del nido, cuidado y defensa del nido construido, la incubación, la cría temprana y la cría tardía. Todas las fases se cumplen en el transcurso de 87 días.

Según registros de ornitólogos profesionales, esta especie es rara y difícil de observar.  Por lo general se desplaza en grupos de manera latitudinal y  suele camuflarse entre la neblina. Sus depredadores más potenciales son el Cernícalo Americano (Falco sparverius) y el Guaraguaco Común (Polyborus plancus).

El loro Coroniazul es otro de los protagonistas de fotografías de aficionados que vienen a Colombia en busca de las aves más hermosas y únicas del mundo. Gracias a la biodiversidad, el sistema montañoso que posee, la vegetación y flora, su clima tropical y cada una de sus reservas naturales hoy se logra posicionar como el país líder del mundo en estos vertebrados.

Ahora bien, existen lugares que hacen del cuidado de la naturaleza y de la conservación de especies una prioridad dentro de su razón de ser. Una de ellas, la Fundación ProAves, cuya misión es proteger las aves silvestres y sus hábitats en Colombia por medio de la investigación y las acciones de conservación puntuales. El hotel Irotama ubicado en la ciudad de Santa Marta es un resort del Caribe que dentro de sus políticas, el cuidado del medio ambiente y la conservación de este son una prioridad.

El avistamiento de aves en Colombia es más que una experiencia inolvidable. Haga parte de uno de los escenarios coloridos más fascinantes del mundo, en donde el color y el vuelo son los protagonistas.

 
Vanessa Méndez
Jefe de Prensa,
HOTEL IROTAMA
www.irotama.com
___________________________________________________________________________________
 

Regresar

 

HOTEL IROTAMA

Km. 14 vía a Ciénaga - PBX: (5) 4380 600 – Fax: (5) 4382 419 – Santa Marta

Cra 9ª. No. 80-15 Piso 2 – PBX: (1) 326 43 00 – Fax: 2100 616 – Bogotá